vTv: La Voz de México 2, cuando el talento es lo único que no importa.

Bien dicen que segundas partes nunca fueron buenas y la television mexicana es especialista en demostrar que esta frase es cierta

Somos especialistas en piratear conceptos, en comprar licencias para replicar ideas que de origen son maravillosas pero aquí, al tropicalizarlas pierden su encanto original… así es la tele mexicana y si no me creen, en un mes platicamos después de ver el arranque de la segunda temporada de “La Voz, México”.

Espero que no me acusen de malinchista, pues, en estas líneas debo confesar que sí vi la primera temporada y a pesar de sus bemoles (los gritos gangosos de Mark Tacher o su obsesión por decir “la guadalajareña”, los tics insoportables de Aleks Syntek o la “buena onda falsa” de Lucero), me pareció todo un logro.

Ahora… ¿por qué tengo aberración a esta nueva entrega? Mi respuesta es muy fácil y se compone de dos palabras: Paulina Rubio.

Sin duda, Paulina no es mi personaje favorito por muchas razones, y con mucho orgullo puedo decir que yo tampoco el de ella, ya que yo fui la causante de que sus fotografías desnuda envuelta en la bandera mexicana (delito), llegaran de Madrid a México; sin embargo y dejando atrás cualquier rencilla personal…si algo hace mal como profesionista, eso, definitivamente, es cantar, por lo que, me parece una especie de aberración circence que forme parte de un jurado y que, seguramente a más de uno de los concursantes le dirá que es desafinado cuando ella no ha logrado dar un tono en su vida.

Segundo punto… la estrella, Miguel Bosé, que, aunque confieso que seguí en su momento e incluso tuve la oportunidad de entrevistar dos veces, no creo que tenga el carisma para superar la participación de Alejandro Sanz; pero, peor aún, creo que se verá completamente incómodo cuando empiecen nuestros típicos albures, apodos, chistes locales y menciones comerciales incluso humillantes que inevitablemente forman parte de estos programas.

La presencia de Beto Cuevas me parece forzada, da la impresión de que entra como última opción pues, incluso, él mismo ha dejado atrás la música para dedicarse a actividades distintas pues como solista no pasó absolutamente nada. Si yo tuviera un poquito de entonación y decidiera ir a cantar para conseguir maestro gratis, definitivamente Cuevas sería mi última opción.

Y, a pesar de que desconozco completamente el movimiento grupero, me parece adecuada la presencia de Jenni Rivera pues, sea como sea, en su género ahora no hay una mujer más influyente que ella.

Miguel Ángel Fox, productor de este programa, es especialista en dos cosas y estas son: usar pirotecnia con la misma ligereza con la que usan historias de vida para desvirtuar conceptos; así que, hay que estar preparados nuevamente para ver la historia del que le pide a Bosé que lo escoja pues quiere reunirse con su familia en España, a la que no ve desde hace 30 años, o la niña que le ruega a Paulina una oportunidad porque ella tampoco canta nada, pero a pesar de eso quiere ser famosa…

En fin, preparemos oídos, estómago e hígado (por los corajes) para ver cómo se lleva a cabo este concurso en el que, a juzgar por los resultados de los ganadores anteriores, cuando termine, no pasará absolutamente nada.

BUSCAR

RECOMENDADOS



data-matched-content-ui-type=”image_card_stacked”

Los comentarios están cerrados.