No hay nada más molesto que un teléfono lento, peor si lo necesitas para trabajar y llevar a cabo todas tus actividades.

Con la evolución de la tecnología, no hay manera de evitar que un teléfono disminuya su rendimiento poco a poco.

Por algo lanzan teléfonos nuevos todo el tiempo, sin embargo, siempre es posible mantenerlo rindiendo al máximo de su capacidad.

No importa si tu teléfono es último modelo o no, si aplicas estos consejos, su rendimiento mejorará y será más veloz.

Cómo ahorrar en el pago de tu teléfono. acceso a internet

Trucos para tener un teléfono rápido: aplica esto y su rendimiento mejorará.

Insisto, es normal que después de un tiempo, tu teléfono se vuelva más lento. Si lo tienes saturado de contenido y apps, con más razón.

Cuando un teléfono se vuelve más lento en su funcionamiento, puede ser consecuencia de un exceso de apps u otros detalles a los que dejamos de poner atención.

Si tu teléfono ya es muy lento y se convierte en algo tedioso usarlo, checa estos consejos, seguro te ayudarán a darle un segundo aire.

Obi Worldphone presenta su primer teléfono en México, el MV1

El espacio siempre saturado.

Poco bien le hace a tu equipo mantenerlo siempre al límite, jugando con el último GB y exprimiendo hasta el último mega.

Te recomiendo que evites esto, es un factor que inevitablemente vuelve tu teléfono más lento.

Si tomas muchas fotos y videos, considera respaldar o utilizar con frecuencia servicios como Google Fotos para evitar la saturación en tu equipo.

Reduce las velocidades de las animaciones.

Tu teléfono está lleno de animaciones y transiciones; cuando abres una app o la cierras, ahí hay una animación.

Lo recomendable, es reducir la velocidad de las animaciones que tenga tu teléfono.

Regularmente, aparecen en las opciones del desarrollador como “reducir su velocidad”, esto hará que tu teléfono sea más rápido.

En las opciones para desarrollador, busca el apartado de Dibujo. Ahí aparecerán opciones de Escala de animación ventana/transición.

Suelen estar a una velocidad x1 (velocidad normal), procura cambiar cada una de ellas a una velocidad de 0.5.

Con este truco, las aplicaciones se abrirán más rápido y de manera general, se reducirá el lag de tu teléfono.

Adiós a los Widgets.

Esto es un arma de dos filos, ya que los Widgets pueden ser muy útiles en los teléfonos inteligentes pero consumen muchos recursos.

Funcionan como atajos para acceder a nuestras funciones favoritas o predilectas, nos permiten checar información de manera inmediata.

Por algo existen Widgets del clima, hora, tráfico y muchos más. La parte negativa de ellos, es que consumen mucha batería y hacen lento tu teléfono.

Si tu teléfono es muy pero muy lento, yo te recomiendo eliminarlos por completo; si te parece un cambio radical, prueba borrando los menos necesarios.

Un teléfono sin Widgets es más rápido, no hay duda pero puede ser menos útil… Así que encuentra el equilibrio que te funcione en este punto.

Adiós a las apps que tienes de adorno.

No te pongas sentimental con todas las aplicaciones que tienes en tu teléfono y nunca usas.

Procura quedarte con las básicas, esas que sí usas en tu día a día.

Todas las aplicaciones instaladas en nuestro celular, generan espacio y usan recursos del teléfono.

Así que no lo dudes, elimina las que no uses y el procesador de tu teléfono te lo agradecerá.

Transfiere aplicaciones a la memoria SD.

Si tu teléfono tiene la opción para utilizar una memoria SD de gran tamaño, no dudes en aprovecharlo.

Esto es una gran ventaja, ya que ahí puedes mover aplicaciones muy pesadas como Facebook, y tu teléfono tendrás más recursos para ser veloz.

Si cuentas con un Android, no dejes de aprovechar esta gran ventaja, para hacerlo, sigue estos pasos:

1) Entra al Administrador de aplicaciones.
2) Descubre cuáles son las apps más pesadas en tu teléfono.
3) Utiliza en cada una la opción “Mover a tarjeta micro SD”.

Revisa los 7 celulares con mejor rendimiento de batería.

No permitas que las aplicaciones funcionen en segundo plano.

Pasar de una aplicación a otra en cualquier momento, puede ser algo perfecto para muchas personas.

Lo malo, es que usar tu teléfono así tiene una consecuencia: consumes gran parte de la memoria RAM todo el tiempo.

Cuando dejas que las aplicaciones siempre corran y funcionen en segundo plano, la memoria y procesador de tu teléfono lo resienten.

Por esta razón, te recomiendo cerrar todas las aplicaciones que no estés utilizando o después de usarlas.

Yo sería más drástico y me iría directo al menú para evitar que las apps funcionen en segundo plano. Hoy en día, la mayoría integran esta opción a su menú.

Xperia M5: el teléfono nuevo gama media de Sony. perder tu celular

Trucos para tener un teléfono rápido: ¡ponlos en práctica!

Estos trucos pueden marcar la diferencia en el funcionamiento de tu teléfono, sin importar cuál sea su marca o sistema operativo.

Ponlos en práctica continuamente y notarás la diferencia.

Esto es lo que debes hacer si tu Xbox One carga lento.


¿Necesitas más ayuda de LuisGyG?

Dale clic y envía un mensaje por WhatsApp con la palabra ALTA para que LuisGyG pueda responderte.

Recibirás también información de sus próximas colaboraciones.

¿Quieres más?


 

BUSCAR

RECOMENDADOS



data-matched-content-ui-type=”image_card_stacked”