Un cerco eléctrico es un sistema de protección perimetral utilizado para resguardar, entre otros, casas, fábricas, comercios y terrenos. A continuación describiremos los beneficios de estar protegido antes de que el intruso penetre en la propiedad.

Cerco eléctrico

Un cerco eléctrico está conformado por una barrera de cables finos desnudos instalados sobre postes aislados, los cuales forman una protección perimetral inteligente, sensible y agresiva, a alturas variables. Este sistema repele al intruso de una manera muy segura, lo suficientemente dolorosa como para evitar la intrusión.

En el 82% de los países del continente americano, sus habitantes se protegen con cercos perimetral electrificados.

¿Sabe por qué?

El cerco eléctrico está considerado en la actualidad como el sistema de protección perimetral más eficiente y de mejor relación costo-beneficio, debido a las siguientes virtudes: a diferencia de cualquier otro sistema da aviso a través de una sirena y comunicación a una central de alarmas antes de que el intruso penetre en el perímetro.

El primer impacto que ofrece es un cartel muy disuasivo, provocando miedo en el individuo dado que este presenta un gráfico de ¨Peligro Alto Voltaje¨. Este cartel logrará una disuasión psicológica, para desarmar al individuo, de seguir con la intención de sobrepasar el perímetro.

Sin embargo, puede caber la posibilidad de que este no se convenza y tratará de cerciorarse si en estos delgados y estéticos conductores, realmente circula alto voltaje. Si acerca la mano para realizar su prueba, antes de tocar el conductor recibirá un arco eléctrico, el cual duele igual que un pinchazo en un dedo, más un fuerte adormecimiento en el brazo.

Esto causará una mayor desanimación en el individuo. Si en el caso de que viniera acompañado y su colega decidiera romper el alambrado, el sistema detectará la rotura y dará aviso a través de una alarma sonora y dará parte a las autoridades a través de un sistema de comunicación.

De la experiencia de varias centrales en el continente, se concluye que en los inmuebles que se ha instalado cercado eléctrico, el factor de incidencia delictiva ha sido menor al 1%.

Para tener en cuenta:

• La valla física que separa el sector público del sector protegido debe tener una altura superior a 1.80 m.

• Si la valla es un alambrado de malla, la abertura de esta malla no debe ser superior a 50×50 mm. y estar conectada a la toma de tierra.

• Debe indicarse con cartelería la presencia de un cerco eléctrico.

• Los electrificadores que energizan estos cercos deben cumplir normas de fabricación y tener certificados de seguridad eléctrica.


¿Necesitas más ayuda de LuisGyG?

Dale clic y envía un mensaje por WhatsApp con la palabra ALTA para que LuisGyG pueda responderte.

Recibirás también información de sus próximas colaboraciones.

¿Quieres más?


 

BUSCAR

RECOMENDADOS



data-matched-content-ui-type=”image_card_stacked”