A menos que seas un geek o nerd de los que conocen perfectamente cómo funciona un procesador y sabe sobre componentes de computadoras entenderás sin problema el término teraflop. Sin embargo, pocos podrían identificar para qué nos sirve y por qué es importante conocer qué es lo que mide.

Actualmente, vemos teraflop muy seguido cuando se trata de consolas de videojuegos. Sin embargo, el término no es nuevo, siempre ha estado presente, sólo que no nos había interesado antes. Ni las marcas como Sony o Microsoft habían hecho uso de él como una forma de decir “mira, nosotros tenemos más que la competencia”. O como una estrategia de marketing para vender más consolas y promesas de potencia.

Realmente no creo que un término haga la diferencia o sea tangible para el usuario. Nosotros sólo queremos un buen rendimiento y jugar nuestros juegos juegos favoritos, si tiene un teraflop o 4 o 6, no creo que nos cause conflicto. A menos que seas un súper nerd, pero son pocos esos casos. (¿No @icep4ck?)

Veamos a fondo de qué se trata un teraflop y por qué es importante que sepamos algo sobre ellos. Quizá te sirva para la próxima vez que vayas a comprar una consola o un equipo informático.

 

 

teraflop

¿Qué es un Teraflop?

Comencemos por la definición de lo que es un FLOP o FlOPS. Se trata de un simple acrónimo del inglés, que significa “operaciones de coma flotante por segundo“. Pero ¿eso qué significa?.

Pues simple, este tipo de operaciones son cuestiones matemáticas que se usan para hacer cálculos de procesamiento de gráficos (GPU) y desempeño en general de los procesadores (CPU). Si se mide el número de operaciones por segundo, se obtiene una medida real y segura de la potencia o rapidez del procesador.

Entonces, el FLOP representa números y operaciones aritméticas que puede realizar un procesador en segundos, ya sea GPU o CPU.

Comúnmente se hacía el cálculo en gigaflops, lo cual indica millones de operaciones. Sin embargo, la tecnología avanza y ahora hablamos de teraflop significa billones de cálculos por segundo. Y ahora las consolas de videojuegos tienen dicha potencia, lo cual es genial ¿no crees?.

Toshihiro Matsui

Para explicarlo de una forma más simple y adaptando el contexto en el ámbito de los videojuegos. En términos de procesamiento de gráficos, estos cálculos se usan para dibujar polígonos u otras figuras y moverlos en una pantalla. Por lo que entre más flops, significa que es posible obtener más de estas figuras por todos lados en la pantalla. Lo cual podría resultar en un mayor dinamismo o resolución. Entonces, eso es un FLOP realmente.

Anteriormente, las super computadoras medían sus operaciones en teraflops. Sin embargo, ahora dicha medida alcanza el nivel de consumidor y los equipos con fines científicos o super computadoras, ya se manejan en el término Petaflops. Para ponerlo en contexto, la super computadora “K-Computer” se encuentra en Japón y es la más poderosa. Porque realiza operaciones de 10,510 petaflops.

 

 

teraflop

¿Las consolas alcanzaron a las PC’s?

Como siempre, en los términos tecnológicos existen cosas que aclarar.

Por ejemplo, se dice que los FLOPS son una buena medida para estandarizar de forma correcta el desempeño de un equipo. Sin embargo, debemos valorar más elementos, no nada más la potencia. También nos interesa el tipo de almacenamiento, la memoria RAM, que todo en conjunto, trabajando como se debe podría terminar en un sistema potente.

Según Microsoft, la última generación de Xbox (el Xbox One X) tiene no un teraflop sino 6 teraflops. En comparación con la competencia, este número es bastante considerable. Pues la PS4 tiene 1.8 teraflops y la PS4 Pro cuenta con únicamente 4 teraflops. Es posible comparar todos estos datos en esta web: Gflops.

Lo interesante es que que es posible comparar chips anteriores y nuevos, y te puedes dar cuenta que el desempeño no varía tanto.

Entonces, si ponemos frente a frente una consola como la Xbox One X y una computadora construida para jugar. No podríamos dar un veredicto preciso.

Lo que si sabemos es que la cosa se pone interesante, porque por ejemplo, para poder competir con una consola de 6 teraflops tienes que tener al menos un GPU Nvidia GTX 1080 o un AMD RX de la serie 500. Eso significa una buena inversión y al final, creo que no depende de la potencia, depende de la plataforma y los juegos que existen.

Siempre me han parecido absurdas las batallas en la tecnología, que si Apple vs Android, en este caso la PC vs la consola. Genera que las personas presten más atención a los números. Y dejen atrás el desempeño en general y las ventajas que como plataforma pueden ofrecer las diversas consolas o computadoras diseñadas para jugar videojuegos.

Entonces, podríamos llegar a la conclusión de que 6 teraflops o 10 teraflops no aseguran que habrá juegos increíbles o se verían mejor en una PC que en una consola de última generación. Lo que sí debes saber es que siempre, esto te va costar más dinero. Lamentablemente se convirtió en una medida más de mercadotecnia que de desempeño en general.

¿Sirve de algo un teraflop?

Yo creo que realmente al consumidor no le interesa cuántos teraflops tiene su consola. Es lo último que le importa, de hecho. Dicha unidad le sirve más a un estudio de videojuegos, pues los desarrolladores pueden saber exactamente con qué potencia pueden contar para crear sus escenarios virtuales increíbles para la vista de los jugadores. Nada más, lo demás, es una simple cuestión de mercadotecnia.

No creo que la próxima vez que vayas a comprar una consola lo hagas por cuántos teraflops tenga.

Más bien vas a buscar los juegos que te gustan y alguna que otra novedad. No te dejes llevar por la mercadotecnia, igual te puedes divertir con un Nintendo Switch que con un Xbox One X.

La calidad se encuentra más en las plataformas que en la potencia. Aunque claro, no podríamos generalizar, si eres un nerd de las consolas o las PC’s, seguro siempre querrás tener lo último en GPU y CPU para disfrutar de tus videojuegos.

BUSCAR

RECOMENDADOS



data-matched-content-ui-type=”image_card_stacked”