Las redes VPN. No son más que las redes privadas para conectarnos a Internet y que inicialmente estaban pensadas para un entorno corporativo. Hoy eso sólo es una pequeña parte. Han ganado bastante terreno con el usuario final, porque ofrecen varias ventajas.

Surge la necesidad de saltar las restricciones geográficas que han impuesto las grandes empresas de medios para ver contenido vía streaming. Esto ha obligado que los usuarios se las ingenien para brincarse dichas barreras invisibles y disfruten de la libertad que ofrece el Internet. Una de las alternativas más socorridas y con mejores resultados, son las redes VPN.

Existen empresas que se dedican a ofrecer este servicio por una cuota mensual o anual, o a cambio de publicidad. En cualquier caso, lo que sucede es que nosotros nos conectamos a servidores que sirven de puente haciendo que aparezcamos como si estuviéramos conectados en Estados Unidos, Europa o, incluso, Asia. Así, servicios como Netflix, Hulu o Spotify pensarán que estás en otro país y podrás entrar a los catálogos disponibles de aquellas regiones.

Pero bueno, brincar el cerco geográfico sería el motivo, digamos, más simple o superficial para contratar un servicio así. Existen razones mayores para contratar una conexión VPN, ya que este tipo de servicios ofrecen un potencial superior para el usuario final, sobre todo en el tema de seguridad y privacidad.

Analicemos todas las ventajas y de que va una VPN más a fondo, para que puedas analizar si te conviene o no comprar un servicio de este tipo para navegar en internet.

vpn

¿Qué es una red VPN?

Comencemos por definir el concepto de este tipo de conexión a la red. Las siglas VPN significan Virtual Private Network, o en español Red Privada Virtual. El mismo nombre nos da una pista de su principal función. Es acerca de la seguridad y privacidad, nada más. Pero también es importante el término “virtual”, pues este tipo de redes, nos permite conectar dispositivos físicamente distantes, como si pertenecieran a una red local. Todo esto se realiza a través de Internet.

Entonces, con una red VPN es posible establecer una conexión en red de una computadora en China y otra en México, como si pertenecieran a una red local. Todo se realiza a través de Internet y un servidor VPN.

Algún ejemplo

Para entender una conexión VPN de forma simple, imaginemos que se trata de un cable invisible o un túnel. Que conecta a tu computadora con un servidor. Los datos viajan de extremo a extremo, pero de forma segura, pues toda esa información es cifrada. El uso de este túnel también te permite protegerte de que alguien pueda estar monitoreando tu comportamiento en internet.

Por ejemplo, tu proveedor de Internet, no podrá seguir tus huellas, pues toda tu información viajará cifrada. Incluso, tu dirección IP será la de tu servidor VPN, lo cual te permitirá “engañar” y saltar restricciones geográficas. Podrías navegar como si estuvieras presente en Asia, Europa o Estados Unidos, pero realmente estarías en Ciudad de México u otro estado de la república.

vpn

Usos de conexiones VPN

Bueno, pero seguramente entre tanto dato y explicación te preguntes, ¿para qué o por qué querría tener un servicio así?. Pues muy simple, veamos todas la opciones que “desbloqueas” al utilizar un servidor VPN.

  • Trabajo a distancia: las redes virtuales privadas surgieron en el entorno empresarial. Por seguridad precisamente, para que los datos de las empresas no se filtraran. Es mejor establecer una conexión punto a punto, pero a través de un túnel seguro para que nadie pueda capturar la información consultada. Además, el usuario remoto, podrá acceder como si estuviera conectado de forma local a la red empresarial.
  • Bloqueo geográfico o censura: es posible “mentirle” a los servidores web sobre dónde nos encontramos físicamente. Ya que el servidor VPN es el que se encarga de comunicarse con la Internet. De es esta forma si tu proveedor está en Estados Unidos, tu IP será de aquél país. Por ejemplo, en lugares como China, el gobierno bloquea cientos de sitios web, un ciudadano de aquél país podría contratar un servidor VPN que le permita utilizar Facebook o Twitter.
  • Seguridad: para mi es el tema fundamental, todos los servicios de VPN vienen acompañados de un sistema de cifrado de paquetes que viajan a través de ellos. Por eso es recomendable que si te conectas en una red WiFi pública, actives de inmediato tu conexión VPN. Pero también debemos tener mucho cuidado, pues, muchas veces estos proveedores podrían estar capturando tus datos, o compartiendo tu ancho de banda. Debemos elegir el proveedor con cuidado.
  • Redes P2P: para muchos proveedores de servicios de internet, el uso de redes P2P, significan que eres “un pirata”. Que descargas contenido sujeto a las leyes del copyright. A través de una conexión VPN, podrás hacer uso de este tipo de redes de transferencia de archivos sin preocupación alguna.

Ventajas de las conexiones VPN

Ya sabemos las ventajas que ofrecen las redes virtuales privadas, y cuáles son sus principales características. Pero ahora debemos saber por qué deberíamos estar pensando en buscar un proveedor de VPN para contratar una.

  • Funciona en cualquier app o sitio web: el túnel se encarga de enrutar absolutamente todo el tráfico de Internet. Es decir, no debes ir configurando cada app o tu navegador. Sólo debes establecer la conexión a tu servidor VPN y listo. Cualquier tipo de tráfico pasará a través de él y podrás utilizar la IP asignada por él.
  • Conexión simple: muchos de los proveedores ofrecen una conexión intuitiva, casi automatizada, sin necesidad de conocimientos avanzados en redes o informática en general. Incluso después de configurada tu red, podrás contar con una especie de switch para activar o desactivar tu conexión de forma simple.
  • Seguridad adicional: mientras te encuentres fuera de casa, activa tu conexión VPN para que todo tu tráfico sea cifrado y no permitas a ningún hacker robarte información.
  • Falseo de tu ubicación: navega de forma libre en Internet, sin restricciones. Como si estuvieras en alguna ubicación distinta. Para acceder a contenido multimedia o hacer compras, sin límites, como debería de ser.
  • Protégete de tu proveedor de Internet: el que nada debe, nada teme. Pero mejor que nadie sepa lo que haces en internet, ¿no crees?. Tus hábitos de conexión, qué compras seguido o a qué hora ves videos en Youtube, qué te gusta mirar en Netflix, etcétera. Eso, sí, si este tema te interesa, también debes revisar en los términos y condiciones del servidor que contrates, que ellos tampoco se enteren de tu historial de navegación.

Bueno, y ahora ¿cómo contrato un VPN?

Las conexiones VPN tienen más ventajas que desventajas, pero en lo que debemos poner atención es al momento de contratar un proveedor. Porque si lo vas a usar de forma individual, fuera del entorno empresarial, ese es el siguiente paso. Contratar a un tercero, porque no creo que valga la pena invertir en una computadora para crear servidor. Al menos que tengas el conocimiento y los recursos necesarios.

Mi recomendación es evitar los VPN gratuitos, generalmente instalan una app que llena de publicidad la ventana del navegador, además de que no funcionan con todos los sitios o son muy lentos. Los de paga, son los buenos y hay de dos tipos:

  • VPN por medio de App, que son los más sencillos de utilizar ya que no requieren que el usuario configure nada, aunque son más limitados en opciones.
  • VPN por medio de configuración de redes. Este tipo es el mejor, aunque su configuración dista de ser sencilla. Sin embargo todos los proveedores dan instrucciones precisas, además se pueden usar en PC, Mac, smartphones, tabletas y hasta en consolas de videojuegos.

 

Entonces, veamos lo que debes revisar antes de contratar un VPN.

Debes saber que casi todos los proveedores de redes virtuales privadas ofertan hasta 30 días de prueba, para que te quedes o no con el servicio.

El precio

Como lo mencioné anteriormente, huye de los servicios gratuitos. Podrías comprometer tu información, ser lentos, muy limitados, etcétera. Lo mejor es mirar los servicios de pago, pero también analizar el costo y beneficio que ofrecen, no irte con el primero que se te aparezca en las búsquedas de Google.

La velocidad

Es muy probable que tu conexión rinda menos, es decir, que se vea un poco más lenta de lo habitual y es completamente normal. Debes revisar que el proveedor ofrezca alta velocidad, porque de lo contrario, podrás quedar insatisfecho con la conexión tanto de subida como de bajada.

Su seguridad

Asegúrate de que la conexión no tenga protocolo PPTP. Pues es el más obsoleto. Lo mejor sería optar por OpenVPN o IKEv2. Dichos protocolos tienen que ver con el cifrado y la velocidad con la que viaja la información a través del túnel, por lo que es importante decidir qué es lo que vamos a utilizar por nuestra tranquilidad.

No siempre es posible falsear tu ubicación

Algunos servicios como Netflix se han protegido ante el uso de VPN para falsear la ubicación, así que si ese el principal motivo por el cual vas a contratar un servicio así, asegúrate que el proveedor en cuestión pueda garantizarlo, porque de lo contrario te vas a decepcionar.

No te proporcionan anonimato

Utilizar una red virtual privada no supone que navegues de forma anónima al 100%. Para ello, se supone que la combinación ideal es combinarlo con el uso de Tor, pero eso ya es cuestión de otro tema. El asunto es estar conscientes de esta situación, que una red virtual privada podría no ofrecer el anonimato suficiente al navegar.

El número de dispositivos

Algunos servicios sólo dan soporte a un dispositivo, otros hasta más de seis. Es cuestión de analizar tus necesidades, pero es importante que prestes atención a la oferta del proveedor.

Soporte en móviles

Algunos proveedores ofrecen el servicio integral, tanto en computadoras como en smartphones o tablets. Sin embargo, otros restringen el uso para que sea exclusivo en computadoras y debes contratar extra el servicio de móviles.

Entonces, un buen servicio de VPN debería contar con lo siguiente:

  • Periodo de prueba o reembolso de mínimo 30 días.
  • Servidores en distintos países.
  • Cifrado seguro, casi de grado militar.
  • Politica de no guardar registros.
  • Servicio o app en dispositivos móviles.
  • Capacidad de usarse en más de 3 dispositivos a la vez, como mínimo.

Como tip adicional, es mucho más barato contratar un servicio de forma anual que mensual. Siempre, así evitas cargos recurrentes y tienes servicio por todo el año. Algunos, ofertan hasta tres años de servicio, lo cual también es genial, pues ya no te debes preocupar y es que en la actualidad me parece que es un gasto de primera necesidad, casi como contratar un proveedor de Internet.

¿Cómo saber si necesito contratar una VPN?

Si bien, anteriormente mencioné que una conexión VPN debería ser considerada como un servicio básico. No es para todos, es decir, existen usuarios a los que les va mejor contratando un servicio de conexión virtual privada. No todo es entretenimiento, también debemos pensar en nuestra seguridad y privacidad mientras navegamos. ´

Deberías plantearte las siguientes preguntas antes de pensar en contratar un servicio de Red virtual Privada:

  • ¿Salgo frecuentemente a trabajar en redes públicas?. Si te la pasas de aeropuerto en aeropuerto o de café en café. Seguro necesitas de una conexión VPN.
  • ¿Realizo seguido transacciones por internet?. No importa dónde te encuentres, siempre realizas compras o transacciones de dinero, donde vayas. Sería bueno plantear añadir el extra de seguridad de una red virtual privada para asegurar que nadie robara tus datos.
  • ¿Me gusta navegar sin restricciones? Quieres navegar sin límites. Tirar esas barreras geográficas que colocan las empresas de medios. Quieres comprar productos que no se venden en tu país. Esta es tu oportunidad, contratando un servidor VPN podrías obtener esa libertad.
  • ¿Soy posesivo con la seguridad?. Evita que tu proveedor de internet u otras personas se enteren de tu comportamiento al navegar. Añade una capa de seguridad extra, para que tus datos siempre estén seguros y resguardados.

Si tu respuesta fue sí a más de una de estas preguntas, no lo pienses más. Comienza a buscar un proveedor de red virtual privada de inmediato. Existen un montón de opciones allá afuera, pero recuerda tomar en cuenta los puntos importantes que te he mencionado anteriormente. Cifrado extremo, compatibilidad con plataformas móviles y que permita varios dispositivos a la vez. Y, claro, que sea sencillo de configurar y que no limite tu ancho de banda.

vpn

Una buena opción: CyberGhost

Existen un montón de opciones de proveedores de redes virtuales privadas en el mercado. Nosotros hemos probado CyberGhost y nos ha gustado su desempeño. Cuenta con todas las opciones que buscaríamos en una conexión VPN. Además de un valor agregado bastante atractivo.

Estas son las opciones que nos ofrece este servicio de red privada virtual:

  • Multidispositivo: ofrece conexión simultánea hasta en 7 dispositivos, disponible para plataformas Windows, Mac, iOS y Android.
  • Seguridad: cuenta con cifrado AES de 256 bits y hace uso de protocolos OpenVPN y L2TP-IPsec.
  • Política de no registro.
  • Reembolso en un periodo de 30 días.
  • Más de 2700 servidores en todo el mundo en más de 60 países.
  • Ancho de banda protegido e ilimitado.
  • Bloqueadores de Malware.
  • Bloqueador de anuncios.
  • Compresión de datos para reducir el uso de datos móviles.
  • Prevención de seguimiento en línea de sitios web mal intencionados.
  • Conexiones forzadas HTTPS cuando estén disponibles.
  • Sencillo de configurar.
  • Protección permanente y automática al conectarse a internet.

Lo mejor es que CyberGhost es 100% personalizable e intuitivo. Es posible decidir todos los aspectos de tu conexión VPN: desde servidores específicos, hasta múltiples funciones que puedes combinar. Y todo sin necesidad de ser un especialista en redes. Y otra cosa que lo hace genial es su valor agregado. Por ejemplo, incluir cifrado AES de 256 bits, un bloqueador de anuncios y rastreo de sitios. Para hacer aún más cómoda tu navegación en internet.

Aprovecha la oferta

Ahora mismo existe una oferta tentadora. Es posible contratar el servicio de CyberGhost por 99 Euros, en un periodo de tres años. Si hacemos el cambio a moneda nacional, pagarías aproximadamente la cantidad total de $2,117 pesos. Que son casi $58 pesos mensuales.

No me parece un precio tan elevado, tomando en cuenta todas las opciones que nos ofrece este servicio. Que es uno de los mejores del mercado.

Seguramente existen muchas opciones, pues la oferta de este tipo de servicios se ha multiplicado. Las grandes compañías piensan que censurar el internet les atraerá mayores beneficios.

Lo cual es totalmente erróneo.

Nunca han terminado de entender que lo que importa es el contenido.

Es importante aclarar también que las VPN no son ilegales –al menos que vivas en china–. Por lo que si contratas un servicio de estos no estarías rompiendo ninguna regla. Es más, hasta navegarías mucho más seguro porque todas las conexiones van cifradas. Todo sea por un internet más libre y seguro, realmente contratar una conexión VPN tiene muchas más ventajas que desventajas. Y siempre tendrás tu periodo de 30 días para probar.

Así que ya lo sabes. Si realmente quieres disfrutar de contenidos sin barreras, las redes VPN son tu alternativa.

BUSCAR

RECOMENDADOS



data-matched-content-ui-type=”image_card_stacked”

Los comentarios están cerrados.