Al buen Casti lo conocí hace varios años. La verdad ya no recuerdo si fui su maestro cuando daba clases en el Tec de Monterrey, sin embargo era de esos alumnos que se daban a notar: opiniones fuertes, incisivas… un tipo que llamaba la atención. Hasta donde tengo entendido, se unió con su hermano en una agencia de Producción Audiovisual y comenzó desde muy joven a ofrecer sus servicios como productor. Pasaron muchos años sin saber de él, hasta que en 2016, me enteré por contactos en común que había sufrido un secuestro de información en su computadora: Había caído en el Ransomware.

¿Qué es el secuestro de información?

Básicamente se trata de un tipo hackeo en el que un software malicioso entra, sin tu permiso, a tus dispositivos y te impide acceder a tu información. Digamos que hay una capa extra en tu sistema operativo que le pone un password y te impide acceder a tus fotos, archivos, mails y demás documentos importantes.
Y para devolverte el acceso, te pide que pagues una cantidad de dinero a cambio. Tu equipo y tu información están secuestrados. En pocas palabras vuelve a tu teléfono, tableta o computadora un bonito ladrillo.
Casti me decía que para devolverle el acceso le pedían pagar una cantidad de dinero, sin embargo, nada le aseguraba que esta gente le volvería a bloquear el acceso y le pediría más dinero. ¿Cuál fue su decisión? Dar por perdido el equipo y no caer en la extorsión de esta gente.
Al final, el secuestro le costó unos 30,000 pesos tomando en cuenta el costo de su equipo. Empero, esta cantidad aumenta si tomas en cuenta las horas que invirtió en proyectos y documentos personales y de clientes. Toda la información que estaban dentro de su equipo y que en varios casos vale más que el equipo mismo.

Una historia triste ¿no?

Este caso pasó en 2016 pero hoy, cuatro años más tarde, en 2020, México ya ocupa el segundo lugar latinoamericano en detección de Ransomware. ESET, la firma de análisis que realizó el estudio indica que la presencia de secuestros de información  muestra la importancia de:
  • Tener los equipos protegidos con un software de seguridad por capas.
  • Lo anterior debe considerar dispositivos de escritorio, tabletas y teléfonos.
  • Promover la cultura de instalación de actualizaciones correspondientes.
  • Capacitación en el interior de las empresas.

El punto anterior es crucial. Debemos estar consciente y tener en la cabeza que SÍ pasa y debemos tener cuidado, poner contraseñas seguras, no navegar por sitios de dudosa procedencia y entender que no podemos conectarnos en cualquier lado.

Casti es una persona como tú o como yo y, al día de hoy, seguro sigue pensando cuándo fue el momento justo donde  se infectó de Ransomware.

¿Necesitas más ayuda?

yo soy luisgyg luis gygSi tienes alguna duda déjala en YouTube y trataremos de responderte en el siguiente programa de Geeks y Gadgets, el jueves a las 7 pm (tiempo del centro de México).

Desde hace casi 20 años me dedico a hablar de tendencias tecnológicas, marca personal, electrónica de consumo y entretenimiento digital.

Además, ofrezco asesoría al C-Suite en temas relacionados con posicionamiento digital y creación de contenidos.

Si estás interesada o interesado en conferencias, asesorías personalizadas o contenidos corporativos visita mi nueva página web.


BUSCAR

RECOMENDADOS



data-matched-content-ui-type=”image_card_stacked”