Cuando los fans atacan, o de cómo el aficionado abusó de su poder

- Publicidad-

Si algún día caminas por los pasillos de la Comic-Con en San Diego, verás un promedio de 130,000 personas con un alto grado de afición por temas geek, muchos de ellos disfrazados de Thor, Superman, Mario, Gokú y demás personajes. Dirían por ahí, los “fans de hueso colorado”.

Las mentes creativas de la industria del entretenimiento celebran a los numerosos fanáticos de sus obras, pero por la misma razón han perdido el 100% del control sobre ellos. Así como con los niños pequeños, todo es gracias a la mala costumbre de consentir en exceso al espectador. Y créanme, a veces las cosas se ponen realmente mal.

Golpes de 140 caracteres

Para este momento seguro ya vieron aquel video donde actores famosos de Hollywood motivan a la gente en Estados Unidos a votar (y no precisamente por Donald Trump). Doble sorpresa al ver que el clip fue obra del director Joss Whedon, a quien le agradecemos haber creado Buffy the Vampire Slayer y Firefly. Pero lo que más resalta es que significó su regreso triunfal a Twitter, prácticamente año y medio después de cerrar su cuenta debido a los constantes atosigues de los fans por las decisiones que tomó al mando de Avengers: Age of Ultron, específicamente por crear un vínculo romántico entre Bruce Banner y Natasha Romanov (Hulk y Black Widow (¿Widulk?)).

Aunado a esto, Whedon terminó su relación con Marvel al terminar dicha filmación debido a que la Casa de las Ideas le quiso hacer más caso a las peticiones de la gente que a la visión del director.

Y a Whedon hasta eso le tocó fácil.

“Copela” o cuello

Un señor de nombre Sean Murray recibió diversas amenazas de muerte por “engañar” a sus clientes con publicidad falsa para anunciar su creación, un videojuego independiente de nombre No Man’s Sky. La gente esperaba algo monumental y obtuvieron una propuesta muy interesante, pero no llenó su inflada expectativa. Los enojados “fans” (declarados incluso antes de que el juego siquiera apareciera) no tuvieron “su” juego y mejor se dedicaron a despotricar contra Murray, quien lo tomó con mucha filosofía.

He recibido un montón de amenazas de muerte esta semana, pero no hay por qué preocuparse, Hello Games ahora parece la casa de Mi Pobre Angelito #FuerteDeAlmohadas

Pero no todos se sienten tan tranquilos. Leslie Jones, actriz de la nueva versión de Ghostbusters, también tuvo que abandonar la red del pajarito por ataques provocados principalmente por tres problemas, que en realidad nunca debieron serlo: Su género femenino, su raza afroamericana y su participación en el filme. Apenas alzó la voz contra las críticas negativas, que usualmente se enfocaban en el sexo de las protagonistas, y los comentarios misóginos y racistas le llovieron peor que el Golfo de México en época de huracanes.

-Sus Cazafantasmas no son los primeros en tener un simio.

-Simplemente no lo entiendo.

Jones decidió terminar su, y cito, “infierno personal” desactivando temporalmente su cuenta de Twitter, todo porque ciertos grupos de personas simplemente no toleraron el ver una alineación de Cazafantasmas femeninas.

¿El cliente siempre tiene la razón?

Las fuertes exigencias de los fans, potenciadas por el poder de las redes sociales, han moldeado el entretenimiento contemporáneo de una forma vertiginosa. Películas como Rogue One y Suicide Squad tuvieron que filmar nuevas escenas y cambiar elementos debido a la reacción de la gente con sus avances. No sabemos qué sucederá con el spin off de Star Wars, pero al final, Suicide Squad resultó ser una total decepción y una especie de Frankenstein entre la visión original del director y “lo que la gente pidió”. Algún día David Ayer deberá aceptar que así fue.

Quien lo definió perfectamente es Neil Gaiman, autor y guionista amado por la comunidad geek. Precisamente durante la Comic-Con de este año habló al respecto:

Es algo. No que sea algo malo, pero es algo. […] Es lo que ha mantenido vigente a Star Trek, lo que trajo de vuelta a Doctor Who. Los fans demandan y hacen que las cosas sucedan. Pero puede llegar al tope, y cuando lo hace desencadena situaciones extrañas donde la gente siente, solo por ver un show de TV o comprar un libro, que les debes muchísimo por haberlo hecho.

El poder de los fans es supremo, potenciado por las redes sociales. Son capaces de revivir franquicias más que muertas como Veronica Mars o matar nombres enormes como Terminator (la sexta película fue cancelada a principios de este año). Vamos, George Lucas se cansó de tantas críticas por su trilogía de precuelas que mejor decidió vender Lucasfilm a Disney. Y eso que toda la historia salió de su propia mente. Que mejor ejemplo que ese.

george-lucas-has-betrayed-us-all_o_858721

Hay que tener clara una cosa: Las obras de los autores son como sus hijos; podemos sugerirles a qué escuela inscribirlos, que ropa ponerles o a dónde llevarlos de vacaciones, pero nunca debes decirles cómo criarlos. Pero esto es el mundo del entretenimiento, el pueblo tiene la última palabra.

Como todo en esta vida, lo ideal es encontrar el balance.

¿Qué tanto poder crees que deberían tener los fans sobre sus mitologías preferidas?

 

- Publicidad -
Juan F. Segura
Comunicólogo de profesión, cineasta de corazón, gamer por diversión y geek irremediable... @JuanchoSegura

Más en LuisGyG...

Usa el código "luisgyg" y obtendrás 20% de descuento en E-WIN sillas gamer.

Sígueme

Más de esto...

Últimos posts

Cómo hacer Light Painting con tu celular.

Si quieres sorprender a tus amigos en redes sociales, esto es para ti. Te lo digo porque te voy a enseñar cómo hacer Light...

#DisplayYourGreatness, el challenge de TCL y TikTok para que ganes un celular.

TCL se convirtió en la primera marca en México y América Latina en tener una asociación comercial con TikTok. Esto para lanzar un hashtag...

Cómo recuperar archivos de un smartphone roto (2021).

Siempre estamos expuesto a accidentes, inclusive si estamos en casa. Y nuestros teléfonos son los más vulnerables por porque puede caerse y romperse la...

Últimos videos

¿Quieres estar al día de mis últimas novedades?

¡Me encantaría saber de ti! Por favor completa tus datos y me mantendré en contacto. ¡Es así de simple!