Como ya he contado en otras ocasiones, el 2017 lo pasé de viaje mientras continuaba trabajando con LuisGyG a la distancia. Durante ese tiempo, mi máquina de batalla fue una MacBook Air de 13 pulgadas. Con ella tuve una buena experiencia (pueden leer mi cómo me fue moviéndome con dicha laptop aquí y sobre mi viaje en general aquí). Sin embargo, al regresar a México, empecé a extrañar el tener una pantalla externa. Al final, aproveché el Hot Sale y conseguí en Amazon un monitor curvo Samsung de 23.5 pulgadas.

Mi experiencia viajando con una MacBook Air de 13 pulgadas. ¿Sigue valiendo la pena?

Nunca antes me había hecho de un panel con dicho diseño ni tampoco había usado alguno para conectarlo a una laptop, así que pensé que -al menos- sería una experiencia interesante que podría compartir aquí.

Por supuesto, me di cuenta de que necesitaría algo más que sólo un monitor. Me refiero a, por ejemplo, el obligado adaptador del cual parece que ningún dueño de una MacBook se salva.

¿Cuál ha sido mi experiencia durante esta semana usando una pantalla curva con mi MacBook Air? A continuación te la cuento para que cheques si es buena idea o si te conviene comprar una.

monitor curvo

 

Primero que nada, te comparto las especificaciones de mi monitor curvo Samsung LC24F390FHLXZX.

  • Tamaño: 23.5 pulgadas.
  • Resolución: 1920×1080 pixeles.
  • Color: Negro.
  • Grosor: 8.8 centímetros.
  • Energía: 24 watts.
  • Peso: 2.8 kilogramos.
  • Contraste: 3,000:1.
  • Radio de curva: 1,800 milímetros.
¡Apoya a este blog comprando este producto en Amazon!

 

Lo que me ha gustado de mi monitor curvo Samsung LC24F390FHLXZX.

monitor curvo

¡Es Full HD!

Como saben, la resolución de una MacBook Air está lejos de ser Full HD. No está mal, pero al momento de conectarla a un monitor externo como este Samsung, ¡te brillan los ojos de felicidad! Cuando ves una imagen en grande y con mejor calidad, sabes que la inversión ha valido la pena.

 

Es bueno para la postura.

Admitámoslo: las laptops tienden a propiciar posiciones poco saludables para nuestro cuerpo: nos vamos encorvando. Y si nuestro trabajo nos demanda estar horas y horas frente a la computadora, ¡pior! ¡Pior hijo! Un monitor nos ayuda a mantener el cuerpo más recto sin inclinar el cuello hacia abajo. Esa es otra buena razón para hacerte de un panel externo.

 

El efecto de la curvatura.

Personalmente, me ha gustado bastante el diseño curvo de mi monitor Samsung. El ángulo no es muy pronunciado pero sí lo suficiente para apreciarlo, por ejemplo, en las pestañas del navegador. Se ve bastante cool. Cierto que no es un factor determinante a la hora de escoger un monitor, pero sí un gustito extra que uno se puede dar si no se excede el presupuesto. Afortunadamente, me lo pude dar en este recién Hot Sale.

 

Ahora, lo que no me gusta de usar un monitor curvo Samsung LC24F390FHLXZX es:

monitor curvo

La MacBook Air se calienta mucho y la batería dura menos.

Estos dos temas parecieran una obviedad, pero no pensé en ellos sino hasta que empecé a notarlos. Así es, tu computadora comenzará a calentarse y a buscar ventilación, y tu batería se agotará más rápido. En realidad, creo que lo hago sonar más dramático de lo que es, pero sí debes tomar en cuenta este factor. Mejor asegúrate de usar tu laptop en un lugar con buena circulación de aire.

 

También debe estar abierta (si no la estás cargando).

Para que la imagen aparezca en tu monitor externo, la laptop debe estar abierta aunque sea un poco. Para mí es un tema más visual que una molestia real pero ahí está. Ahora, puedes tenerla cerrada si la estás cargando. Entonces, muchos dirían que la solución sería mantener tu computadora todo el tiempo conectada. ¡No lo hagas! Sólo conseguirás que, a la larga, se perjudique el desempeño de tu batería.

Lo que sí te recomiendo es que, cuando tengas la laptop ligeramente abierta, te asegures de bajarle todo el brillo tanto a su pantalla como al teclado. Total, no los estarás usando y así lograrás que la pila te dure más tiempo.

 

Lo que debes tomar en cuenta al comprar un monitor externo para tu MacBook.

monitor curvo

23.5 pulgadas están bien, pero no más.

En mi experiencia y con los usos que le doy a mi computadora (escribir, navegar y no mucho más), 23.5 pulgadas es un tamaño ideal. Si la pantalla fuera más grande (como de 32, por ejemplo), ya empezaría a notar un exceso de espacio que perjudicaría mi experiencia como usuario.

 

Revisa la resolución de la pantalla que vas a comprar.

Desafortunadamente, tanto en Amazon como en las tiendas físicas, el concepto Full HD y HD a veces es usado de forma indiscriminada. Asegúrate de que la resolución sea realmente Full HD, o sea 1080p (mínimo), para una mejor experiencia de imagen. Chécalo por ti mismo investigando las especificaciones del modelo que quieras ya sea en el sitio del fabricante o en algún lugar impreso del producto o su caja.

Resalto lo de “por ti mismo” sobre todo en las tiendas físicas porque a veces -la verdad sea dicha- los vendedores no tienen mucha idea de los productos que manejan. Triste pero cierto.

 

El tema del sonido.

La mayoría de los monitores no tienen bocinas integradas o, en caso de que sí cuenten con ellas, son bastante débiles. Esto no debería ser problema si sólo vas a usar tu monitor con tu computadora. En ese caso, basta con usar los altavoces internos de la MacBook o conectarle unos externos y listo.

Sin embargo, si deseas utilizar tu panel con -por ejemplo- tu Apple TV, ahí cambia la cosa. En ese caso, te queda perfecto si el monitor tiene una entrada de 3.5 milímetros (como es el caso de mi pantalla curva Samsung). Con ella podrás conectarle unas bocinas sin depender de una computadora.

 

Lo que necesitas comprar (además de tu monitor).

monitor curvo

Un cable HDMI.

Esto lo menciono porque es un accesorio básico. Sin embargo, en el caso del monitor que compré, ya venía uno en la caja. Si te vas por alguna otra marca, revisa si lo incluye o no.

Te explico cómo y dónde comprar buenos cables HDMI.

 

Un adaptador para tu MacBook.

Ya lo dije, ¡no hay usuario de MacBooks que se salve! En mi caso, mi Air tiene un puerto Thunderbolt 2, al cual le conecté un adaptador Mini DisplayPort a HDMI. Para que no te hagas bolas, te cuento que el que yo compré un VicTsing que puedes comprar en Amazon aquí. Fue lo más barato que encontré en ese momento (me costó 140 pesos).

¡Apoya a este blog comprando este producto en Amazon!

 

¡Un regulador!

Todos sabemos para qué sirven. Sin embargo, no sólo te será útil para proteger tu inversión en caso de una descarga eléctrica, sino también para que no tengas problema conectando todos tus gadgets en el mismo lugar: monitor, computadora, Apple TV y bocinas, por ejemplo.

 

Opcional: bocinas.

Si quieres altavoces independientes a los de tu computadora, también deberás también hacer esa inversión. Te recomiendo que sólo tengan entrada de 3.5 milímetros y no una USB, ya que en ese caso te verás obligado a conectarlos siempre a tu laptop, y no querrás hacer eso si los quieres usar para -como ya dije- disfrutar de un reproductor de contenidos como el Apple TV.

 

¡Quiero ese monitor curvo! ¿Dónde lo compro?

Si te convencí y estás decidido a comprarte este monitor curvo Samsung de 23.5 pulgadas (yo te recomiendo que sí lo hagas), puedes conseguirlo en Amazon. En este momento lo encuentras a un precio un poco rebajado: 3,050 pesos. Pulsa en los botones de abajo si lo quieres adquirir.

¡Apoya a este blog comprando este producto en Amazon!

[amazon_link asins=’B01IDNQDSS’ template=’ProductAd’ store=’lu029-20′ marketplace=’MX’ link_id=’c7d3abc7-6b6f-11e8-ac46-cbbfc1c366b8′]

BUSCAR

RECOMENDADOS



data-matched-content-ui-type=”image_card_stacked”