Lograr el Inbox Zero. No importa si eres empresario, godínez, freelancer, emprendedor, artista, activista, etcétera. Los emails, son un mal necesario para la comunicación. Principalmente en el entorno laboral, aunque también es posible comunicarse aún fuera de dicho contexto con familiares, amigos o colegas de trabajo.

Es muy simple dejarse llevar por el email y perder un montón de tiempo mientras revisas tus mensajes. Que muchos de ellos, ni son importantes. Existen muchas técnicas para liberarse del email, una de ellas es conocida como “Inbox Zero” o “Inbox Cero”. Que quizá no es tanto como su nombre lo dice, pues no consiste en dejar la bandeja de entrada sin correos, es imposible, pues es algo cíclico, diario se llenará.

Cómo lograr que tu password sea realmente inviolable.

El Inbox Zero puede tener muchas interpretaciones, pero la más importante es eliminar el estrés del email por completo. No es acerca de dejar en cero tu bandeja de entrada, es imposible. Este método es acerca de concentración, de poder delimitar cuántos mensajes puede procesar tu cerebro una mañana de trabajo, saber identificar lo importante y lo que es desechable o puede ser leído más tarde. Es acerca de priorizar.

Descubre cómo lograr el Inbox Zero, sin morir en el intento

El email no está muerto, ni obsoleto. Tan solo en 2018 se enviaron aproximadamente 281 mil millones de correos electrónicos. Digamos que el servicio es un mal necesario, quizá no se usa tanto como antes con la llegada de las redes sociales, sin embargo, está lejos de extinguirse y debemos desarrollar técnicas para hacer nuestra vida más simple y productiva.

El término Inbox Zero fue creado por Merlin Mann. Lo describe como la forma en que revisas tu correo electrónico, enfocas tu atención y tu vida. Es sobre cuánta información puede retener tu cerebro con los emails diarios. La bandeja siempre ser irá llenando a lo largo del día, debemos tener un plan para sobre llevar toda esa carga productiva. Pues es posible terminar procrastinando y desatender otras cuestiones.

Las mejores prácticas para lograr el Inbox Zero

  • Evita las suscripciones a newsletters, redes sociales y otros servicios en Internet: lo más recomendable es que te crees otra cuenta de email alterna a la principal. Así tienes una cuenta donde llegará toda esa “basura”, y no te va desconcentrar en lo importante. Cuando desees y tengas tiempo, puedes revisar tu cuenta alterna, pero no mientras estés en horas de trabajo.

 

  • Que no te de miedo decir no o expresar que no tienes interés: si recibes correos, donde te incluyen en conversaciones que no son ni de tu área ni tienes que ver, lo ideal sería escribir a estar personas que no lo hagan. Lo mismo sucede cuando recibes correos que no tienen ningún sentido, pide de forma amable que no lo hagan más o que te eliminen de sus bases de datos. La idea es limitar tus conversaciones de correo electrónico a las más importantes.

 

  • Organización es la clave: todas las aplicaciones y servicios de correo electrónico modernos te permiten filtrar tus mensajes de email. También el archivar conversaciones, categorizar tus mensajes en carpetas. Haz uso de ello, verás cómo se siente mucho más organizada tu bandeja de entrada, aprovecha lo que ofrecen estos servicios.

Utiliza el método de manejar el email una sola vez

Existe una nueva corriente de productividad, que no requiere mucho pensamiento. Es quizá hasta muy lógico. Lo han bautizado como OHIO (Only Handle It Once). Consiste en una especie de triángulo de acción sobre los emails. Te explico.

1.- Una vez hayas leído un email, debes haberlo entendido, y por lógica tendrás que realizar una o más de las siguientes acciones:

  • Responder al correo electrónico.
  • Reenviar el correo electrónico.
  • Organiza una reunión sobre el correo electrónico.
  • Convierte el correo electrónico en un elemento de tu lista de tareas pendientes.
  • No hacer nada.

2.- Después de haber tomado alguna de esas acciones debes archivar el mensaje

3.- O bien, es posible simplemente eliminar el mensaje en cuestión.

Entonces el triángulo es simple, manejas tu email (con alguna de las opciones) después, lo eliminas o lo archivas y listo.

lograr el Inbox Zero
Lograr el Inbox Zero

En definitiva, no lidiar con el email es imposible. Lo mejor es organizarnos, identificar lo que realmente nos interesa y tomar una acción debida en cada email. Evitar entrar en conversaciones y recibir información que no solicitamos. Sobre todo si eres alguien que recibe cientos de emails diarios. No existe un método infalible para dejar la bandeja en cero, es algo cíclico, si en la mañana la vacías, por la tarde estará llena de nuevo. Lo importante es procesar la información que te interesa, aplicando el método de manejar el email una sola vez (OHIO).

BUSCAR

RECOMENDADOS



data-matched-content-ui-type=”image_card_stacked”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.