Durante estoy días la oficina parece un showroom de distintas pantallas, porque estamos haciendo comparaciones y pruebas en preparación para el Mundial.

Pero siendo sincera, a mí no me importa mucho el Mundial, lo que sí me importa es jugar videojuegos. Así que cuando Luis GyG me dijo que si por favor probaba la LG OLED con videojuegos, obviamente dije que sí. Sí, videojuegos en una OLED.

Especialmente porque lo hice con el mejor set up posible en consolas: un Xbox One X con una LG OLED con HDR. This is the dream, guys. Al menos en cuestión de imagen.

Primero la configuración de la pantalla para jugar videojuegos en una OLED.

Aunque normalmente basta con conectar tu pantalla a la consola a través de un cable HDMI, en el caso del Xbox One X te conviene también asegurarte de que todo esté correctamente configurado.

Esto tanto del lado de la consola como del lado de la pantalla, para tener la mejor experiencia posible.

Lo bueno es que el Xbox lo hace bastante sencillo.

Esto es lo que hice:

Primero conecté la consola al puerto HDMI 1. Esto porque la mayoría de las pantallas tienen sus puertos más avanzados en el primer puerto. Éste es el que 100% será 4K, será capaz de HDR, tendrá la última versión de HDMI, etc. Por eso, para evitar problemas, es mejor empezar así.

Luego fui a Configuración > Pantalla y Video y me aseguré de que la consola estuviera configurada para 4K, y que tuviera el máximo posible refresh rate de la pantalla. También asegúrate de que esté palomada la opción de HDR.

Tu pantalla debe verse así:

Luego revisa que esté bien configurado en la opción de “Detalles de la TV en 4K”. Ahí te dará todas las opciones. Si éstas tienen una palomita verde ya acabaste. Puedes empezar a jugar sin problemas.

Pero si ves algunas opciones en rojo, aún no terminas.

Si ves algunas opciones en rojo es porque tu pantalla no está configurada correctamente. Entonces es momento de adentrarse en las opciones de tu LG OLED.

Esto no es terriblemente obvio, por cierto. Por alguna razón todos deciden ponerle un nombre distinto a HDR en cada pantalla, aunque en realidad es lo mismo.

En el caso de la LG OLED, debes ir a Configuración > General y luego buscar la opción de “HDMI Ultra Deep Color”. Dale click, y prende la opción en el puerto HDMI que estás usando (debe ser el 1).

Listo, ahora vuelve a tu Xbox, y éste te dirá que todo está viento en popa. Ya puedes disfrutar de tu pantalla como dios manda.

Sin input lag en los videojuegos en una oled.

Una de mis mayores preocupaciones con una nueva pantalla al conectarla a una consola siempre es el input lag. Esto se refiere al retraso que existe entre que tú picas un botón en el control y ves el resultado en la pantalla.

Decir que el input lag puede convertir un juego en completamente in-jugable no es una exageración. El nivel de rage es segundo sólo al lag en una partida en línea.

Sin embargo, no hay ningún tipo de retraso notable en la pantalla, y por fortuna esta pantalla tiene “Modo Juego” disponible, que aunque reduce la calidad de la imagen, elimina el input lag – algo mucho más importante en mi opinión.

Pero no tendrás que usar esta opción. Yo usé la pantalla en modo estándar como recomienda el mismo Xbox, y se ve maravilloso y se juega maravilloso.

Star Wars Battlefront II se ve increíble.

Por más quejas que tenga acerca del gameplay, Star Wars Battlefront II es una gloria audiovisual, y en una pantalla OLED con HDR se ve mejor que nunca.

Esto es especialmente cierto porque Battlefront tiene muchas escenas espaciales en las que tienes mucho negro con algunos highlights, el nivel de detalle que puedes ver es impresionante.

Normalmente el contraste espacio-estrellas se pierde bastante, y no se ven muchos de esos detalles, pero aquí hasta sientes que las estrellas están brillando por sí mismas, mientras el resto de la pantalla permanece NEGRO.

Desde luego, además es 4K, así que no es exageración decir que puedes hasta ver el aceite en los droides.

Forza Motorsport 7 en pistas nocturnas.

Una de las fortalezas de las pantallas OLED es la manera tan clara y perfecta que muestran sus negros. Para probar esto, jugué un poco de Forza Motoroport 7 en una pista nocturna.

En pantallas de otra tecnología la “noche” nunca es realmente negra. Siempre puedes percibir algo de gris en ello, de la luz que se filtra a través de la pantalla. Sin embargo eso no sucede en este caso. Esto es lo más cercano a una escena nocturna en la vida real que tenemos en una pantalla. Al menos por el momento.

videojuegos en una oled

El colorido Fornite se ve muy fluido.

Sin embargo, no siempre estarás jugando escenas espaciales y pistas nocturnas, así que también lo probé con el colorido Fornite. Las gráficas caricaturescas se benefician de esta tele al mostrar colores super brillantes y una acción muy fluida.

Los textos se ven clarísimos, y realmente sientes que puedes ver más lejos que en otras plataformas. Además los textos se ven increíblemente claros, gracias a la alta definición de la LG OLED, que es, desde luego, 4K.

Lo mejor es que no se nota ningún barrido en la imagen, las animaciones son perfectamente fluidas, y fuera de algo de lag por culpa del internet, nunca había tenido tan buena experiencia jugando Fortnite en consolas.

Algunos puntos en contra.

Esto es parcialmente culpa de la tele, pero también parcialmente culpa del ambiente. Para evitar reflejos en la pantalla, necesitarás que la habitación esté poco iluminado. Sobretodo necesitarás que la iluminación que haya no de directamente en la pantalla. Esto es cierto de todas las teles, pero ya que esta pantalla enfatiza mucho los NEGROS también hace que los reflejos sean más notorios.

El chiste es encontrar el mejor lugar para ponerla. Pero imagino que si ya estás comprando una tele de este tipo, ya tienes hasta pintada la habitación del color correcto como si fuera un bebé recién nacido.

¿La configuración perfecta para jugar videojuegos en consola?

Si eres amante de la imagen más clara, la mayor definición y el mejor rendimiento, entonces sí. Será difícil igualar la calidad de imagen de un Xbox One X combinado con una LG OLED.

De muchas maneras éste es mi Setup de ensueño, y sin duda la tecnología OLED está muy por encima de las otras en cuanto a claridad de colores, contraste entre negros y blancos, e incluso en latencia.

Por otro lado el combo cuesta unos 50-60 mil pesos, así que tendrás que ser algo pudiente para lograr este Setup. (Llora por dentro).

Si tienen preguntas acerca de la pantalla, o quieren llorar juntos porque no tenemos una, me pueden encontrar en Twitter, en @icep4ck.

¿Necesitas más ayuda?

yo soy luisgyg luis gygDesde hace casi 20 años me dedico a hablar de tendencias tecnológicas, marca personal, electrónica de consumo y entretenimiento digital.

Además, ofrezco asesoría al C-Suite en temas relacionados con posicionamiento digital y creación de contenidos.

Si estás interesada o interesado en conferencias, asesorías personalizadas o contenidos corporativos visita mi nueva página web.


 

BUSCAR

RECOMENDADOS



data-matched-content-ui-type=”image_card_stacked”