Jeffrey Hayzlett revela su fórmula hacia el éxito.

¿Estamos preparados para el éxito? Jeffrey Hayzlett trata de responder esta incógnita durante su conferencia en el IAB Conecta. El expositor fue vicepresidente de Eastman Kodak Company, así que bien sabe cuando una empresa va o no va por buen camino.

Hayzlett comienza su discurso, que más bien es una muy entretenida plática de “amigos”, resumiendo todo en una sencilla oración: Adáptate, cambia o muere. Hace una analogía de los líderes con algo que él llama “cambiadores de relojes. En un lugar determinado, alguien adelanta un reloj de pared. Los demás notan el cambio, se alarman y le comunican a todos que el reloj está errado. Sin embargo, pasará un buen tiempo hasta que una persona, que en este caso fue descrita como una dama de vestido, se acerca al reloj y le ajusta la hora correcta. Ese tipo de iniciativas son las que muestran a los que tienen potencial de líderes. Por lo tanto, debemos ser “cambiadores de relojes”.

Jeffrey nos da 5 buenas razones por las cuáles tendemos a tropezar:

1. Miedo. Debemos aprender a ser un principiante en todo y comenzar desde las bases; vencer el temor al fracaso y reforzarnos con conocimiento.

2. Tension. Es importante aprender a manejar este aspecto; a veces es bueno trabajar en los límites, pero hay que saber cuándo detenernos o cuándo detener a los demás para que tampoco caigan.

3. Transparencia Radical. Principalmente, estar dispuestos a la apertura.

4. Riesgo. A veces estamos orillados a tomar decisiones peligrosas; afortunadamente, en el mundo de la mercadotecnia nadie morirá en caso de que algo sale mal, así que en ocasiones habrá que experimentar con determinación y sin miedo.

5. Promesas. Se trata de satisfacción mutua, pero generalmente no se completa el ciclo; es un error prometer lo que probablemente no se pueda cumplir.

Y para llegar a la senda del éxito, el invitado aconseja algunos puntos importantes. Debemos hacer las cosas bien; si queremos vender un concepto “X”, entonces que el concepto sea completo y vaya con la lógica de lo que se ofrece. También es bueno generar cierto tipo de tensión, algo de presión en el trabajo, así nos acostumbraremos a llevar un buen ritmo.

Probablemente el más importante de todos los tips es el de rodearse de buena compañía. Jeffrey finaliza su exposición comentando una anécdota que le platicó el mismísimo explorador Jaques Cousteau. Durante una inmersión, su sistema de oxígeno se averió y aún faltaban muchas etapas para lograr llegar a la superficie. Desesperado, emprendió su camino directo hacia arriba arriesgándose a un síndrome de descompresión, cuando un compañero suyo lo tomó de inmediato del brazo y le acercó su propio respirador, compartiéndolo hasta lograr salir del agua. Jeffrey le preguntó si sintió miedo, a lo que Cousteau respondió (basado en lo que aprendió ese día): “Uno nunca debería estar asustado si se está en buena compañía”.


¿Necesitas más ayuda de LuisGyG?

Dale clic y envía un mensaje por WhatsApp con la palabra ALTA para que LuisGyG pueda responderte.

Recibirás también información de sus próximas colaboraciones.

¿Quieres más?


 

BUSCAR

RECOMENDADOS



data-matched-content-ui-type=”image_card_stacked”