servidores wordpress

Hace varios años me encontraba en uno de los miles de bares de copas que hay en España cuando llegó un amigo mío con unos papeles bajo el brazo que cambiaron mi manera de ver la fotografía para siempre. Los trozos de papel que traía bajo el brazo eran unas fotografías submarinas que había hecho el buzo/fotógrafo Francesc Fontanals en el Mediterráneo. Hasta ese momento yo había mantenido mi cámara siempre alejada de los líquidos pero tan pronto como vi esas imágenes supe que tenía que romper esa barrera y ya va siendo hora de que tú lo hagas también con estos consejos básicos.

La Cámara


Hoy en día, hay muchas cámaras que dicen que son aptas para ser sumergidas en el agua pero mi consejo es el siguiente: SIEMPRE revisa las especificaciones técnicas y la garantía, ya que la profundidad que pueden soportar varía dependiendo el modelo. Aunque este tipo de aparatos cada vez son mejores siempre será mejor tener tu cámara dentro de una carcaza o estructura sellada independiente. No digo esto para hacerte gastar más sino porque tanto la presión como la arena o los sedimentos que hay en el agua pueden penetrar cualquier protección y es altamente recomendable que tras cada inmersión desarmes la carcaza para limpiarla y secarla de manera muy minuciosa. Así lograrás minimizar el riesgo de que tu cámara cambie los clicks por los glu-glu.

2 consejos más, aquí abajo: 
El Flash

Entre más profundo te sumerjas menos luz encontrarás, dificultando que tus fotos salgan como tú lo deseas, por lo que se recomienda usar una fuente alterna de iluminación. Aún así, un estorbo con el cual te encontrarás constantemente se llama sedimento y son todas esas pequeñas partículas que ves flotando en el agua. El resultado de tomar una foto como normalmente lo harías en la superficie con el flash directo será que la luz rebotará en todas estas partículas y las hará más evidentes “ensuciando” tu foto. Aquí la técnica debe cambiar y se sugiere usar un flash o estrobo que no este fijo para así poder usar una mano para sostener la luz y otra para la cámara, esto disminuirá considerablemente esas molestas manchas subacuáticas.

Aprende a bucear

Esto puede sonar muy lógico cuando hablamos de fotografía submarina, pero es importante primero saber respirar y nadar bajo el agua antes de intentar hacer otra cosa, ya que eso podría ser la diferencia en situaciones críticas. He visto a muchos novatos perder sus cámaras por no sujetarlas bien e intentar ir por ellas a toda velocidad estando a más de 30 metros de profundidad… No lo hagas, podrías sufrir un grave accidente, recuerda que la presión del agua y el comportamiento del oxígeno, nitrógeno y demás gases que se encuentran en tu organismo se comportan de diferente manera que sobre el nivel del mar. Mi consejo es: si se va tu cámara, déjala ir. Vale más tu seguridad que cualquier gadget.

Con información de Sea & Sea y Oceanos fotografía submarina

Si tienes algún comentario o pregunta para el autor de este post , encuéntralo en Twitter: samvalenz

¿Necesitas más ayuda?

yo soy luisgyg luis gygDesde hace casi 20 años me dedico a hablar de tendencias tecnológicas, marca personal, electrónica de consumo y entretenimiento digital.

Además, ofrezco asesoría al C-Suite en temas relacionados con posicionamiento digital y creación de contenidos.

Si estás interesada o interesado en conferencias, asesorías personalizadas o contenidos corporativos visita mi nueva página web.


BUSCAR

RECOMENDADOS



Los comentarios están cerrados.