Todo sea por divertirse, los pequeños puedes dejar en la ruina a us papás. Lo peor es que la misma plataforma no haga nada para impedirlo. Eso pasó con los gastos en juegos de Facebook.

Junto a LuisGyG hemos dicho que este tipo de sucesos se van repitiendo más. Desde luego, la responsabilidad no solamente es de una sola persona y eso es justo lo que se debe investigar.

Juegos para niños en Facebook.

Una serie de documentos judiciales publicados por Reveal señalan que Facebook permitió y hasta alentó juegos móviles en su plataforma enfocados a niños. Pero no solamente eso, también que no hizo nada para evitar que los pequeños gastarán el dinero de sus padres.

Friendly fraud” es el nombre del mecanismo en donde las personas gastan dinero accidentalmente en juegos. Sucede debido a que en los juegos, no siempre saben cuándo es dinero real o ficticio. Mucho más complicado en caso de los niños debido a que no tienen noción al respecto, y tampoco saben que la tarjeta de crédito de sus padres está asociada a la cuenta.

El problema era tal que la tasa de devolución de cargo en juegos de Facebook alcanzó el 9%. Parece poco, pero es 18 veces más que el promedio de las empresas, y cuatro veces más del límite que coloca la Comisión Federal de Comercio sobre prácticas comerciales engañosas (2%).

Facebook si intentó frenarlo.

Forbes señala que en 2011, un equipo interno de Facebook dirigido por Tera Stewart trabajó en una solución para que los niños no gastaran dinero sin permiso de sus padres. Según lo que descubrieron, muchos papás no sabían que su cuenta almacenaba información de su tarjeta de crédito. Tampoco que sus hijos podían usar su tarjeta sin volver a ingresar una contraseña o verificación.

En pruebas, el equipo exigía a niños ingresos los primeros seis números de la tarjeta de crédito antes de gastar dinero. Calificado como un “buen primer paso”, hizo que se redujeran solicitudes de reembolso y devolución. Al final, no se implementó.

A Facebook le interesa más tu dinero.

En un documento enviado a Rovio, desarrollador de Angry Birds,  un empleado de Facebook escribió por qué no bloqueaban el acceso de compras. Según dijo, “si tuviéramos que construir modelos de riesgo para reducirlo, probablemente bloquearíamos un buen TPV“. Valor total de compra (TPV) o las ganancias fue más importante para Facebook que evitar el gasto de niños.

Una solución alternativa fue ofrecer artículos dentro del juego en lugar de reembolsos. Era sencillo para Facebook porque se quedaban con el dinero y a cambio daban otra cosa. Un correo electrónico interno de Facebook revelado en los datos judiciales señalan que era ganar ganar. Lo anterior debido a que “los productos virtuales no tienen costo”.

Ya veremos en qué termina esto.

BUSCAR

RECOMENDADOS



data-matched-content-ui-type=”image_card_stacked”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.