servidores wordpress

Actualmente, crear un sitio web resulta mucho más sencillo que antes. Existieron tiempos (y no fue hace tantos años) en los cuales, para crear un website, se necesitaba con seguridad la asistencia y contratación de un desarrollador.

Hoy en día, existen muchas plataformas que acortan los pasos y aminoran los costos. Sin embargo, hay ciertos pasos y elementos que requieren una elección premeditada. La elección de los dominios de internet es uno de estos elementos.

¿Qué son los dominios de internet?

El dominio web es la denominación irrepetible y exclusiva que se utiliza para nombrar e identificar un website. Actúa como dirección digital; es por esto que no pueden existir dos iguales. Para registrar un dominio único, se debe ingresar a los distintos proveedores y directorios que existen en internet.

El dominio está compuesto por dos partes: el nombre y la extensión. El nombre es la parte central del dominio. Se ubica luego de “www.” y es de libre elección (siempre y cuando esté disponible).

Dominios de internet

La extensión es la conjunción de letras que se ubican luego del nombre de dominio, separada por un punto. Es el final de la URL de un website. Las extensiones sirven de guía al momento de ubicar al sitio dentro de una categoría o región geográfica.

Existen extensiones genéricas y por código de país. Estas últimas, tal como menciona el nombre de su categoría, diferencian regiones geográficas. Algunos ejemplos de estas son “.es” por España; “.mx” por México; “.cl” por Chile; entre otras.

En cuanto a las genéricas, existen gran cantidad de extensiones que, tal como indica la denominación, se usan de una forma generalizada. Sin embargo, a pesar de la utilización generalizada, brindan información sobre el rubro u objetivo del sitio web. Por ejemplo “.com” para comercio; “.org” para organizaciones; “.info” para información, y así muchas más.

Dentro de estas, podemos encontrar las convencionales -aquellas que son más conocidas y utilizadas- y las nuevas.

A continuación vamos a ver las características de cada una para que, a la hora de seleccionar la extensión ideal para tu dominio, tengas toda la información necesaria.

Dominios web

Extensiones convencionales.

Estas extensiones tienen la particularidad de ser muy populares en el mundo digital. Una gran cantidad de sitios web las utilizan en sus dominios. Las más conocidas son “.com”; “.net”; y “.org”.

Pros.

  • Al ser de gran popularidad, inspiran mayor confianza en los usuarios.
  • Puedes encontrarla en la gran mayoría de los proveedores de dominios.
  • Son de fácil registro, no hace falta ahondar en mucho detalle para su adquisición.
  • Son internacionales, no están limitadas por regiones.
  • Ayudan a trabajar mejor el posicionamiento SEO y el marketing digital.

Contras.

  • El hecho de que sean tan utilizadas implica que los dominios disponibles son limitados. Te será de mayor dificultad encontrar el nombre de dominio que deseas con una extensión convencional.
  • Por todas sus ventajas, suelen tener costos mucho más altos que las extensiones de dominios nuevas.

Dominios de internet

Extensiones nuevas.

Debido a las limitaciones en las extensiones convencionales más populares, se abre el mercado a la posibilidad de crear nuevas extensiones. Esto no es para cualquiera. La creación de extensiones por marca, por ejemplo “.zara”, implica un gran costo para la empresa.

Sin embargo, la utilización de nuevas extensiones genéricas, puede significar una gran ventaja para los nuevos dueños de páginas web.

Pros.

  • Son muy fáciles de adquirir. Al no ser tan elegidas por los creadores de sitios web, te será mucho más sencillo encontrar el nombre de dominio que quieres con la extensión elegida.
  • La extensión brinda un panorama sobre el tema del sitio web. Por ejemplo, si el website trata sobre tecnología puedes utilizar “.tech” esto ayudará a reducir la tasa de rebote.
  • A pesar de no ser tan populares, tienen la característica de ser recordables debido a que no son una conjunción de letras sin sentido.
  • Su costo de mantenimiento y adquisición suele ser mucho más bajo debido a que no son tan utilizadas.

Contras

  • Los usuarios suelen desconfiar más de aquellos sitios que no poseen extensiones convencionales.
  • Quizás no estén disponibles en todas las plataformas de compra y venta de dominios.

Entonces…¿cuál es mejor?

La realidad es que no existe una que sea mejor que la otra. La elección dependerá en gran medida de cuáles sean tus necesidades y posibilidades a la hora de adquirir un dominio. Sin embargo, como recomendación general, creemos que indagar sobre las nuevas extensiones de dominio puede ser una ventaja a futuro.

Las extensiones convencionales no siempre fueron las más populares (“.net” es un gran ejemplo de esto). Es por eso que, adquirir una extensión nueva puede implicar una gran inversión que será remunerada cuando, en un futuro, dejen de ser “nuevas” para pasar a ser “convencionales”.

De todas formas, las extensiones nuevas abren una nueva posibilidad de adquisición de dominios que estuvo mucho tiempo limitada. Esto, al fin y al cabo, es una ventaja para todos aquellos que deciden abocar su negocio al mundo online.

¿Necesitas más ayuda?

yo soy luisgyg luis gygPues ¿qué esperas? ¡Escríbeme! Sólo dale clic aquí.

Si estás interesada o interesado en conferencias, asesorías personalizadas o contenidos corporativos visita mi nueva página web.


BUSCAR

RECOMENDADOS



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.