Sinceramente creo que el Huawei Mate 20 es lo más cercano al  teléfono más perfecto que he tenido en mis manos. Para empezar, es estúpidamente poderoso. Las cámaras hacen magia – especialmente en condiciones de poca luz. La pantalla es gigante, brillante y colorida y, finalmente, la batería le dura mucho más de lo que esperaba.

Ahí lo tienen, a grandes rasgos.

Lo bueno del Huawei Mate 20.

Un teléfono muy poderoso y rápido.

¿Cómo sé que es poderoso? Bueno, además de que es en general ultra rápido para hacer todo, sé que es real porque es posible jugar videojuegos al mismo tiempo que grabas la pantalla.

Quiero que sepan que esto es poco común, y muy pocos teléfonos lo logran. Especialmente haciéndolo ver fácil como el Huawei Mate 20. No sólo puedes jugar como normalmente, sino que el video en sí es de altísima resolución y no pierde cuadros.

De verdad me impresionó, porque mi pobre Huawei P10 sufre muchísimo para hacer lo mismo y lo considero un teléfono más que decente.

Desde luego es super rápido para hacer cualquier otra tarea, sin importar cuántas apps o pestañas tengas abiertas. La búsqueda interna es igualmente rápida y se siente inmediata.

Las cámaras traseras son casi mágicas.

Son tres, cada una con sensores distintos. La prueba extrema de las cámaras sin duda es su uso en condiciones de poca luz. Yo las probé en un lindo paseo por Reforma durante el fin de semana, de noche. Hay luz de autos, faroles y adornos, pero jamás diría que está iluminado. Pueden ver los resultados por ustedes mismos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además, les debo decir que es super rápido. Mientras que otros teléfonos requieren que te quedes quieto mientras reúnen la mayor cantidad de luz para tu foto, ésta es prácticamente inmediata. Incluso en el modo noche debes mantener el teléfono quieto máximo unos nueve segundos, alrededor de la mitad del Huawei P10.

Incluso si en la pantalla tú ves que la imagen está sobreexpuesta o no salen ciertos detalles, una vez que es procesada sale perfecta. De hecho, nunca había visto los detalles de la cara de mi gato negro en cámara, y miren ésto:

Tomada con Huawei Mate 20

No puedo decir lo mismo de la cámara frontal, la verdad. No diría que es mala ni mucho menos, pero le toma mucho más trabajo tomar fotografías sin que salgan movidas especialmente en condiciones de poca luz.

Aquí algunas muestras:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La batería duró prácticamente dos días sin cargarse.

Creo que lo más impresionante es que la batería duró una cantidad exhorbitante de tiempo, especialmente para un teléfono tan grande y uno que usé para jugar siempre que pude.

Lo desconecté cuando la batería estaba al 100% un lunes a las 10 de la mañana, y el martes a las 8 de la noche aún contaba con el 12 por ciento de batería. Esto con el modo normal de batería. Si le pones el ahorro de batería dura aún más.

Mi impresión es que éste es un teléfono que NO te va a dejar tirado en el momento menos oportuno. Además cuenta con carga rápida, por lo que en un par de horas el teléfono ya está casi al 100% incluso si estaba al 0%.

La pantalla tiene notch, pero no es molesto.

Pensé que iba a odiar el notch con toda mi alma, pero la verdad es que es muy pequeño. Éste no es una pestaña, sino que tiene forma de gota al centro de la pantalla para la cámara frontal.

Ésta sale a colación sólo en situaciones muy específicas. Por ejemplo en algunos juegos que ocupan toda la pantalla podría aparecer – aunque no interferir – en el contenido. Como la pantalla es tan larga, la mayoría de películas y videos no ocupan TODA la pantalla, sino que se recorta un poco antes, por lo que no se ve el notch.

Además, si pones el fondo negro, se confunde con el resto del teléfono y no tienes que verlo, gracias Huawei.

Lo malo del Huawei Mate 20.

Mis quejas tienen que ver con el físico del teléfono.

Y no por que sea feo. No lo es, de hecho es bastante bonito. Es un dispositivo guapo, de bonito color (azul texturizado) y con esquinas redondeadas.

Pero, es gigante. No cabe en mi mano. Extraño que el teléfono quepa en mi mano. Además, es resbaloso. Sí, aunque no lo crean.

Una vez lo dejé sobre el sillón y apareció ABAJO del sillón. Como si tuviera voluntad propia. Luego se cae solo de lugares, especialmente si lo dejas pantalla arriba.

Esto es preocupante porque de por sí tengo manos de estómago. Imagínense con un teléfono que camina solo. Cómprenle una Cover.

Por otro lado, no me gusta que tenga el sensor de huella dactilar en la parte trasera del teléfono. Es un lugar muy incómodo, ya que el teléfono es tan grande que no es fácil alcanzarlo. Especialmente con una sola mano.

(No lo usen con una sola mano a menos que tengan manos grandes).

Además de todo, si lo pones pantalla abajo es difícil de levantarlo. Ya sé, sólo yo me quejo de esto.

Y pesa. Nunca me había quejado de que un teléfono fuera pesado, pero éste lo es. Las especificaciones dicen que pesa sólo 188 gramos pero no le creo.

El reconocimiento facial no vale la pena.

Ya sé que las marcas dicen “mira, tu cara desbloquea el teléfono” y actúan como su fuera la segunda venida de Cristo. Pero la verdad, al menos en el Huawei Mate 20, no vale la pena.

El proceso requiere tres pasos para funcionar. 1, Presionar la tecla para despertar el teléfono (no despierta solo por seguridad), 2. Apuntar tu cara al teléfono en condiciones decentes de luz, 3. Deslizar tu dedo hacia arriba para desbloquear tu teléfono.

¿Pasos para desbloquear el teléfono con la huella dactilar? 1. Pon tu dedo en el sensor de huella dactilar.

Así que más que una comodidad era una molestia. Esto sin contar las veces que no reconocía mi cara (me ofendí una vez que acababa de despertar y no me reconoció).

En conclusión, ¡quiero un Huawei Mate 20!

Fuera de algunos detalles ínfimos, la verdad es que es un GRAN teléfono. Bonito, con grandes especificaciones, excelentes cámaras y una pantalla hermosa.

Pero creo que lo más importante es que hace todo esto por un precio más bien módico, especialmente comparado con la competencia. El Mate 20 tiene un precio de 15,949 pesos en Telcel, y además te llevas un Huawei Y9 de regalo. Es una ganga, neta.

(Hasta lo estoy pensando yo después de que se me cayó mi Huawei P10 por enésima vez y se rompió la pantalla).



BUSCAR

RECOMENDADOS



data-matched-content-ui-type=”image_card_stacked”