Las mejores películas de Harry Potter no tienen a Harry. O al menos esa es la conclusión a la que he llegado después de ver Animales Fantásticos, y su secuela, los Crímenes de Grindelwald.

Lo que tienes que saber es que si te gustó la primera, desde luego que te va a gustar la segunda.

Crímenes de Grindelwald logra establecer su cast de personajes como héroes carismáticos que quieres que triunfen y además logra integrar personajes nuevos que agregan más complejidad a la trama.

¿De qué se trata?

Cuando Grindelwald logra escapar de prisión se establece en París con dos propósitos: encontrar a Credence, obscurial de la primera película, y fortalecer su base de seguidores. Grindelwald cree firmemente que sólo Dumbledore puede detenerlo, y necesita al obscurial de su lado para detenerlo. Desde luego, Newt y su banda buscan detener a Grindelwald, o al menos, proteger a Credence.

Las intrigas de Grindelwald son cada vez más profundas, así como el canon de la época. Recuerden que la misma JK Rowling es quien escribe estas películas, así que todo lo que ven es canon. Así sea que re-escriba lo anterior, o escriba algo completamente nuevo.

Todo esto sin olvidar una parte importante de su nombre: los animales fantásticos. Así que desde el principio ves bestias increíbles, tanto nuevas, como favoritos pasados.

Los efectos son de lo mejor que existe en la industria. Absolutamente perfectos, sinceramente quedé encantada.

Y aunque la trama puede complicarse debido a la cantidad absurda de personajes, creo que al final todos logran tener su espacio. Todos, excepto quizá Nagini (?) tienen una razón de estar ahí. Lo que no, seguro tendrán un papel más grande durante las próximas películas (plural).

Grindelwald

Grindelwald cumple su deber como villano.

Además, lo voy a decir ahora, Grindelwald es un villano mucho más interesante que Voldemort. Su crueldad casual acompañado de su elocuencia lo convierten en alguien terrorífico; sobretodo porque lo que dice, descubrirán, tiene al menos un ápice de verdad. Y lo que no es verdad lo maneja de tal forma que siempre parece tener la razón.

Es un villano con un discurso persuasivo e insidioso. Lo cual lo vuelve aún más terrible. Además, Johnny Depp logra manejar esta línea entre carismático y abominable que es de admirar.

Eso sí, no sé qué pensarán los canon-lovers de las revelaciones y giros de la película. Ni me interesa. Ésta es una historia nueva, lo cual lo hace más interesante que cualquier película que intente “rellenar” algo que ya sabíamos.

Te mantendrá en la orilla de tu asiento, incluso cuando no estés segura de qué está pasando o hacia dónde va.

BUSCAR

RECOMENDADOS



data-matched-content-ui-type=”image_card_stacked”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.