Cámaras instantáneas. Si hablamos de marcas icónicas en la fotografía, debemos mencionar a Kodak y aunque en la modernidad es una empresa que se tambalea, sigue intentando salir a flote. En esta ocasión lo hace en CES 2019 presentando una serie de cámaras instantáneas que probablemente llamarán la atención de los más nostálgicos.

Son tres los gadgets protagonistas, la Smile Instant Print, la Smile Classic Instant Print que son un par de cámaras instantáneas, pero también se une una impresora llamada Smile instant. Quizá no son lo último en tecnología, pero cumplen con seducir a los que nos gusta la foto, sobre todo a los más nostálgicos.

CES 2019: 5 tendencias tecnológicas que dominarán el 2019.

Las cámaras instantáneas de Kodak para 2019.

Sabemos que el rival a vencer es Fujifilm con su serie Instax. Sin embargo Kodak no quiere hundirse y nos ha presentado estas cámaras instantáneas que prometen ser buenas, bonitas y baratas. Analicemos cada una de ellas.

Cámaras instantáneas

La impresora Smile instant no tiene mucho que destacar, no utiliza tinta, en su lugar, necesitarás un papel especial –que vende Kodak obviamente– y quizá su principal ventaja es que a través de una app para iOS y Android, es posible enviar a imprimir tus fotos favoritas, de la forma más intuitiva y simple posible. Tendrá un costo de $100 USD.

Cámaras instantáneas

La cámara Smile Instant Print tiene un diseño quizá muy similar al de un smartphone, está equipada con un sensor de 10 MPX y cuenta con un visor LCD –lo cual le quita un poco el encanto de la instantánea–. También integra un flash y ranura para almacenar tus fotos en una tarjeta MicroSD. También imprime las fotos en el papel Zink de Kodak.  Tendrá un costo de $100 USD.

Cámaras instantáneas

La joya de la corona podría ser esta Smile Classic Instant Print. Una cámara que nos recuerda mucho a las Polaroid, un look muy noventero. Pero con funciones un tanto más modernas. Tiene un visor que se levanta, flash automático, ranura para tarjetas MicroSD y además conectividad bluetooth, la cual la hace funcionar también como impresora. Debes cargarla con papel Zink de Kodak para imprimir las fotos.  Tendrá un costo de $150 USD.

Kodak no ha revelado aún exactamente en qué momento del año estarán a la venta estos productos, pero me parece que el precio es razonable. Quizá no son las mejores cámaras, pero sin duda podrás divertirte haciendo fotos e imprimiendo al instante. Tampoco hay que esperar que esto saque a flote a la compañía. Pero debemos reconocer su intento por continuar en el mercado.

BUSCAR

RECOMENDADOS



data-matched-content-ui-type=”image_card_stacked”