Ahora es muy común el uso de aplicaciones para robar contraseñas WiFi. Muchas veces nos dan el módem o el router para conectarnos a Internet en nuestro hogar y no nos preocupamos por proteger nuestra red y evitar que los vecinos la usen.

Esto es un tema molesto, si por momentos la red de tu hogar es demasiado lenta o tiene poca respuesta, puede ser porque la esté usando alguien más.

Aunque no en todos los casos.

Es posible tomar medidas de prevención. Para tener toda la tranquilidad de que no habrá intrusos en nuestra red, si persiste una conexión lenta, ya no serán los vecinos, y es tiempo de acudir al proveedor de servicios y presentar la queja respectiva.

Aprende cómo evitar robo de WiFi

Afortunadamente existen varios pasos que puedes tomar para asegurarte de que tu conexión inalámbrica sea tan segura como sea posible. Te recomiendo que tengas el manual de tu router a la mano y el número del soporte técnico de tu proveedor de internet –por si las dudas–. Nada puede salir mal, pero hay ciertos datos que necesitaremos.

Primeros pasos

Debemos acceder a la configuración de nuestro router. Esto lo vamos a lograr de la siguiente forma:

En Windows: 

  • Menú inicio y luego teclea CMD.
  • Abre la terminal.
  • Teclea ipconfig
  • Espera a que muestre información la terminal.
  • Busca algo que diga Default Gateway o Puerta de enlace predeterminada. 
  • Anota el número –es la IP–.

En Mac:

  • Preferencias del sistema.
  • Busca el apartado de red.
  • Haz clic en “avanzado”.
  • Selecciona la pestaña de TCP/IP.
  • La dirección de router será la que nos interesa.

Universalmente los routers o modems utilizan la dirección 192.168.0.1 o 192.168.1.254, esto depende del fabricante, por ello es importante que antes de cualquier cosa tener a la mano el manual.

Entonces, sólo nos queda averiguar nuestra clave de acceso a la configuración del router, por ejemplo, si eres cliente de Telmex, sería nombre de usuario TELMEX y tu contraseña será la clave WEP que viene en la etiqueta del router. Linksys y Cisco utilizan la combinación “admin”, tanto en nombre de usuario como contraseña.

1. Evita contraseñas por omisión

Configurar el ruteador y dejar la clave por omisión de la cuenta del administrador es una mala idea. Las configuraciones por omisión de la cuenta se deben cambiar siempre. Debemos crear una contraseña fuerte para remplazar la del router de fábrica; si necesitas unas cuantas sugerencias empieza por asegúrate que mezcles letras y números en la contraseña para que no sea una palabra. Algo como esto: &zP^8r\8WMsu6:\’.

Debes buscar la configuración del adaptador inalámbrico en el administrador de tu router. Para realizar el ajuste del cambio de contraseña.

2. Cambia el nombre SSID por omisión

El identificador de conjunto de servicio (SSID por sus siglas en inglés) es el nombre público de tu red inalámbrica. Muchas veces los fabricantes utilizarán los mismos SSIDs para todos sus productos, así que si un atacante identifica un SSID por omisión puede motivarse a intentar atacarlo bajo la presunción de que la red podría estar usando una clave no segura. Así que es necesario que le cambies el nombre; eso aumenta la seguridad automáticamente.

Router: Qué es, consejos y trucos para configurarlo.

3. Protege los puntos de acceso con cifrado

La codificación es imprescindible para proteger tu red inalámbrica. La mejor respuesta para tus necesidades de cifrado es utilizar la opción WPA2 (WiFi Protected Access 2). Pues ordena el uso de algoritmos de cifrado fuertes como AES (Advanced Encryption Standard) para la seguridad. Esta opción es la que debería venir por default en los routers, sin embargo, por alguna extraña razón los fabricantes no lo hacen.

4. Habilita la característica de filtrado de dirección MAC

Una dirección de control de acceso (MAC) a medios es un identificador de hardware para tu computadora. Al habilitar el filtrado MAC puedes tomar mayor control sobre quién se conecta a tu red al configurar una lista de clientes que podrán conectarse. Una vez se habilita el ruteador/punto de acceso revisará la dirección MAC de cualquier cliente que manda una solicitud a unirse a la red contra esa lista. Aquellos que no están en la lista no se pueden vincular.

Es un proceso quizá muy tedioso, pero añade mucha seguridad extra, puedes elegir si bloqueas o permites la conexión, basándote en el identificador de cada dispositivo –la dirección MAC–.

Te recomiendo utilizar Fing, una app que te da toda la información de los dispositivos conectados en tu red en tiempo real. De esta forma podrás extraer las direcciones MAC y realizar tu lista de filtrado. Descarga: iOS | Android.

5. Deshabilita la administración remota

Algunos ruteadores inalámbricos permiten a los usuarios gestionar el ruteador remotamente desde cualquier lugar. Si esto no es absolutamente necesario no hay razón para mantenerlo habilitado. Hacerlo abre una puerta a los atacantes quienes pueden aprovechar la situación para ganar acceso administrativo a tu ruteador en la Internet.

Recuerda que esto viene en el manual de tu router, identifica si cuenta con esta función y desactívala.

[amazon_link asins=’B00KATWRIY,B00E92LIQU,B01N2NLRSD,B01N2NLNEH,B00M89WHSY,B00A9BGEEQ,B00M89VIU2′ template=’ProductCarousel’ store=’lu029-20′ marketplace=’MX’ link_id=’a788c9b6-6e2e-11e7-b97f-bba8833be740′]

¿Necesitas más ayuda?

yo soy luisgyg luis gygDesde hace casi 20 años me dedico a hablar de tendencias tecnológicas, marca personal, electrónica de consumo y entretenimiento digital.

Además, ofrezco asesoría al C-Suite en temas relacionados con posicionamiento digital y creación de contenidos.

Si estás interesada o interesado en conferencias, asesorías personalizadas o contenidos corporativos visita mi nueva página web.


 

BUSCAR

RECOMENDADOS



data-matched-content-ui-type=”image_card_stacked”